Sergei Rachmaninov, una leyenda del pianismo virtuoso.

Artículo escrito por Javier Pérez Senz (Barcelona, 1958) periodista y crítico musical.

(para más información sobre J. Pérez Senz, aquí)

La técnica prodigiosa, la sensibilidad lírica, el carisma volcánico de su escritura pianística y el irresistible poder emocional de su música convirtieron al compositor ruso Sergei Rachmaninov en una leyenda, en una de las máximas referencias del pianismo virtuoso del siglo XX.

Adorado por el público, desdeñado por las vanguardias, que nunca soportaron el apasionamiento expresivo, la intensidad melódica y la elocuente musicalidad de sus obras, a las que negaron cualquier atisbo de modernidad, Rachmaninov desafía el paso del tiempo con una personalidad que, sesenta años después de su muerte, sigue convocando y deslumbrando a grandes audiencias. Todos los grandes pianistas virtuosos del siglo XX han estado marcados por la arrolladora personalidad de dos gigantes rusos, Rachmaninov y Vladímir Horowitz (1904 – 1989), cuyas carreras se cruzaron a menudo.

Irónicamente, RAchmaninov nunca quiso ser considerado principalmente un intérprete. Desde los 12 años, cuando estudiaba en el Conservatorio de Moscú, donde conoció a Antón Rubinstein, Arenski, Taneiev y Chaikovski, se sentía, por encima de todo, compositor. Su temprana incursión en el género lírico a los 19 años con la ópera en un acto Aleko – uno de los trabajos presentados al examen final del conservatorio moscovita, que le otorgó la medalla de honor-, parecía encaminar sus pasos al mundo de la creación, pero desde muy pronto, el mayor desafío de su carrera fue encontrar el equilibrio entre su actividad de compositor y de intérprete.

Sus debuts prometedores en la composición fueron dramáticamente frenados por el desastroso estreno de su Primera sinfonía en re menor, op. 13, en 1897: la ejecución, a cargo del compositor Alexander Glazounov – para disculpar su negligencia se dijo que dirigió la obra en un penoso estado de embriaguez- fue tan espantosa que el joven Rachmaninov quedó bloqueado en sus aspiraciónes creativas durante los tres años que siguieron a tan funesto estreno.

Tras el fracaso, el joven músico desarrolló su formidable talento como director de orquesta y no volvió a la composición hasta 1900, con su Concierto para piano no. 2 en do menor, op. 18. El éxito de esta bellísima partitura no sólo le devolvió la fe en su talento creador: sentó las bases de una triple y sólida carrera como compositor, pianista y director de orquesta en una fructífera etapa interrumpida por el estallido de la Primera Guerra Mundial (…)

Fue, evidentemente, un pianista de deslumbrante talento – su mano izquierda podía cubrir más de trece notas (casi dos octavas) – (…) Los accesos constantes de depresión marcaron su vida. De hecho, su Segundo concierto para piano, estrenado en 1901, nació tras una profunda depresión, a raíz del ya comentado fracaso de su Primera sinfonía, que logró superar con el tratamiento de psiquiatría hipnótica que le dispensó el doctor Nicoláï Dahl, a quien dedicó la partitura (…) La filosofía musical de Rachmaninov fue la sincera expresión de emociones. Ricas texturas sutilmente soloreadas al estilo ruso, melodías elocuentes que van directamente al corazón del intérprete y del público. Música para desnudar sentimientos (…) El secreto del éxito de la música de Rachmaninov, de la que la fascinación por ella sigue intacta en el nuevo milenio, no es otro que seguir la voluntad de un compositor que supo hacer cantar como pocos el alma del piano.

En el link en el comentario de abajo pueden descargar el disco de Rachmaninov que tienen al lado derecho, interpretado no por Horowitz, ni por el polaco Kristian Zimerman (quien lo tenga, páselo!!!), sino por Vladimir Ashkenazy, nada despreciable su interpretación!!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s