How medicine saved the life of ethics. Stephen Toulmin. RESUMEN.

Imagen

Dos factores importantes en la historia del conocimiento hicieron que la postura del grupo dogmático, que apelaba o a normas universales o a una autoridad de un sistema religioso, durante los primeros 60 años del siglo veinte, fuera cuestionada. Los avances en la psicología, por un lado, que enfocó su atención en el papel que los sentimientos tienen en la experiencia, y reforzó la sospecha de que las opiniones morales tienen relación con las reacciones emocionales. Los ennógrafos y los antropólogos, por otro lado, enfatizaron las diferencias entre las prácticas y las actitudes de personas dependiendo de los patrones de vida que comparten.

Principalmente, en cuatro formas puede evidenciarse la manera en que los filósofos comenzaron, alrededor de 1960, a poner atención ya no en la ética abstracta y de conceptos, sino en la ética de casos.

La objetividad de los intereses. La medicina ayudó, y con ella también los estudios interculturales de la epidemiología, por ejemplo, a poner mayor atención no en la reintroducción de estandares “objetivos” , de conceptos universales, sino en el regreso de los métodos de razonamiento práctico sobre temas morales.

La importancia de los casos. Joseph Fletcher estaba menos interesado en discutir la conducta en términos de normas abstractas y principios, que en detalles concretos en que la gente real se encuentra de hecho. Sólo se pueden entender completamente los problemas que hay en juego si se saben las precisas circunstancias tanto del agente como de la acción, y para ello, importante es construir una rica historia del caso en cuestión.

Las tareas específicas de cada persona. F.H. Bradley sostuvo una posición ética en la que el lugar de las “tareas” u “obligaciones” (duties) de cada agente es lo más importante. La diferencia de situación expone al agente moral a diferentes obligaciónes, y es por eso que temas específicos surgen entre las personas que están unidas por relación laboral, personal, preocupaciones parecidas o cualquier otra, propios de esa relación, conformando los compromisos del agente.

Equidad y relación personal. Las circunstancias en efecto alteran los casos, como ya Aristóteles había notado, pues los principios nunca establecen por sí mismos problemas éticos, no así las situaciónes particulares.

Los filósofos morales británicos y americanos del siglo XX (y finales del XIX) trataban la ética como un campo para responder preguntas teoréticas generales, y ponían muy poca atención a los elementos de su aplicación y tipos particulares de casos. Esta preocupaciones centrales se hicieron tan abstractas y generales, tan terministas o analíticas, que perdieron contacto con lo concreto que surge en la práctica real.

La práctica médica, la investigación científica, el derecho y la interacción con otras profesiones, obligó a los filósofos morales poner atención fresca a la ética aplicada, en gran manera aristotélica, así como repensar el método y contenido de la ética filosófica. Es en este sentido que se afirma que durante los últimos 20 años (el artículo es de 1982) la medicina “salvó la vida de la ética”, y que le dio a ésta una relevancia humana y de seriedad que parecía haber perdido.

Stephen Toulmin, How medicine saved the life of ethics, Perspectives in Biology and Medicine, 25, 4, 1982:

http://www.filosoficas.unam.mx/~gmom/etica2/Toulmin_How_medicine_saved_ethics.pdf

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s